Armariz - Información General

San Cristóbal de Armariz es el nombre de la parroquia objeto de este blog. Pertenece al Ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, distando 8 Kms de Luintra, la capital del municipio, y 17 Kms de Orense. 

Para leer la entrada completa clicar en "Seguir leyendo" que figura a continuación. 


Para los no conocedores de la dispersión poblacional de Galicia, es imprescindible una pequeña explicación de la importancia de la parroquia en su organización social. La población del interior de Galicia se encuentra muy diseminada. Existen numerosos caseríos aislados, agrupaciones de casas formando aldeas y “lugares” para configurar todos ellos una parroquia. Las parroquias son entidades de naturaleza eclesiástica que han marcado fuertemente los vínculos de unión entre sus feligreses. La parroquia es el centro de reunión de los vecinos en la misa dominical y las celebraciones de festividades religiosas, con especial incidencia en las fiestas patronales. La parroquia es punto de encuentro en los eventos familiares más importantes: bautizos, comuniones, bodas y funerales. Dada la dispersión de la población, es la unidad organizativa que crea un fuerte vínculo entre los componentes de la misma y les dota de una identidad común.

En el terreno administrativo la unidad básica es el municipio. La parroquia como tal no tiene reconocimiento en el ordenamiento territorial, pero en la práctica sí que es considerada para la organización interna de los municipios, equivalente a la función de los barrios en las ciudades. Las asociaciones vecinales, por ejemplo, se crean a nivel parroquial, como unidad básica social.

El origen de estas aldeas posiblemente sea el concepto del castro celta, agrupando varias familias rodeadas de un territorio de influencia. Lo accidentado del terreno, que hace difícil y costoso el acceso a las fincas, dificultaron en el pasado la agrupación poblacional en unidades de mayor dimensión pero más alejadas entre sí. Esta lejanía supondría un esfuerzo demasiado grande para acceder a las fincas más alejadas, por lo que en aras a la adaptación al entorno, surge la tendencia en agruparse en pequeños núcleos, pero lo más cercanos posible a las fincas en las que se trabaja y de las que se depende.

La aldea agrupa un cierto número de vecinos, de tamaño variable, pero que generalmente no sobrepasa la cincuentena de casas. Las labores agrícolas se organizan en círculos concéntricos. Los terrenos colindantes con las casas son huertos, para cultivos intensivos de uso diario en la familia, de todo tipo de hortalizas propias de la zona: lechugas, tomates, pimientos, patatas, nabos, coles, judías, viñas y algunos árboles frutales. El segundo círculo, algo más alejado de las casas, lo constituyen los cultivos más extensivos, generalmente de cereal, centeno, maíz y patatas. Finalmente, el tercer círculo lo constituyen los bosques y los prados de pasto para los animales domésticos; vacas, ovejas, y cabras fundamentalmente. Entre el segundo círculo y el tercero se encuentran algunas fincas con castaños, llamados soutos.

La parroquia de compone de varios “lugares” o agrupaciones de casas: Armariz, Castrelo, Verdecima, Verdemiogo, Saa, Verdefondo, Requeixo, A Cancela, As Pereiras, A Tellada, O Covelo y Valdoasno. En conjunto estos lugares hoy en día no sobrepasan los 250 residentes.

Las fiestas patronales se celebran el 10 de Julio, festividad de San Cristóbal y el 31 de Agosto, festividad de San Ramón, que es la fiesta mayor de la parroquia.

El nombre de Armariz muy probablemente procede del nombre germánico Ermen+ric, Hermerico ( = Ermanareikis),que significa Gran Rey, que latinizado derivó en Armaricus, declinado en genitivo sería Armarici para transformarse finalmente en Armariz. Ermenric o Hermerico era el nombre del rey suevo en el momento histórico en que este pueblo germánico entró en Hispania, y que en el año 411 se estableció en la provincia romana de Gallaecia, fundando un reino que duró 170 años, hasta que en el año 585 fue derrotado por los visigodos e integrado en dicho reino. Siendo el nombre de un rey es muy probable que otras personas adoptaran el mismo nombre. Una persona con ese nombre y muy probablemente de origen suevo debió de establecerse en Armariz, dando lugar al nombre de la población, que se podría traducir como villa de Armaricus. Otros nombres de posible origen suevo como son Gomariz o Mundín en la misma zona hacen suponer la presencia de gentes procedentes de ese pueblo germánico en estas tierras.

 
Moneda de oro acuñada por los suevos de Hispania

El nombre de Requeixo, según se define en el Diccionario Gallego es: 1) “Terreo en pendente que vai dar a un val” (Terreno en pendiente que va a dar a un valle); 2) Lugar próximo á lareira, onde se garda a leña para o lume (Lugar próximo al hogar, donde se guarda la leña para el fuego). A la vista de lo común de ese nombre en aldeas de Galicia, probablemente hace referencia a lugares ubicados en una pendiente cerca de un valle, que en caso del Requeixo de Armariz, sería su proximidad al valle del río Loña el que definiera esa denominación. 

Castrelo proviene de Castrum, que es un poblado celta fortificado, datando probablemente de época prerromana, lo que da idea de la antigüedad de asentamientos humanos en nuestra parroquia. Los castros son abundantes en el entorno, incluso he encontrado referencias a uno que está entre O Covelo y Eiradela, conocido como castro de Bouza Fría, que no he tenido oportunidad de visitar todavía. Abundando en la idea de la antigüedad de las poblaciones por estas tierras, también resaltamos los restos prehistóricos encontrados en los túmulos o mámoas de As Cabanas de Moura, que datan de 3.500-2.000 AC. 

Sáa puede provenir de la palabra goda Saal, que quiere decir residencia, palacio, mansión, hall. Podría hacer referencia a un lugar donde hubiera una construcción especialmente grande que mereciera esa calificación en aquel momento.

El gentilicio de Armariz es armaricense y el de Requeixo es requeixelo, siendo el del municipio de Nogueira de Ramuín, nogueirao o nogueirá.

La parroquia cuenta con dos iglesias. La más antigua es la iglesia vieja, de San Cristóbal, algo alejada del núcleo poblado y rodeada por el cementerio. Es de estilo románico tardío, existiendo registro escrito de su existencia en el año 1.182, cuando Fernando II dona dicha iglesia al monasterio de San Esteban. Esta iglesia en la actualidad se utiliza solo para los actos funerarios. Un hecho sorprendente es que esta iglesia no esté rodeada por un núcleo poblacional y los feligreses tuvieran que desplazarse tanto para asistir a los actos religiosos. Puede que existiera en el pasado y luego desapareciera, cosa poco probable, o que los terrenos que la circundaban, propiedad de la iglesia no fueran accesibles a la población. Esta es una hipótesis personal sin ningún apoyo documental.

La iglesia nueva o Capilla de San Ramón, es lugar habitual de los actos religiosos y festivos. Está integrada en el núcleo de población de Armariz y en su fachada consta la fecha de 1746, junto a la inscripción ”ESTE SANTUARIO SE HIZO A ESPENSA DE D. JUAN GARZIA”. El donante posiblemente pertenecía a la nobleza con dominio sobre estas tierras.

La parroquia sufrió una intensa emigración, especialmente a partir de comienzos de los años 60. Originarios de la parroquia se encuentran dispersos por diversos lugares, especialmente País Vasco, Cataluña y Madrid en España y en diversos países europeos, especialmente Francia, Alemania y Suiza. Fruto de esta intensa emigración, y la integración de los emigrantes en sus nuevos destinos, son las numerosas casas abandonadas y en estado ruinoso que nos encontramos invariablemente en todos los núcleos de población, como una cicatriz indeleble de una herida emocional, que supuso para los emigrantes el abandono de su familia y de su tierra.

Que diferente era la situación en los años 40 con todas las casas habitadas, todos los campos trabajados hasta el más pequeño rincón para alimentar a tantas familias, generalmente numerosas, como había en aquella época. Como contrasta la quietud de las aldeas de hoy en día con la actividad constante de aquella época. Carros cargados, voces de hombres o mujeres guiando el carro tirado penosamente por la pareja de vacas, mientras en las cuestas cantaban los ejes castigados por la pesada carga. En esa época todos trabajaban, cada uno según sus posibilidades. Los niños llevaban a pastar las vacas y las vigilaban para que no fueran a los sembrados, regresando al anochecer alegrando el camino con el tintineo de las campanillas de las vacas. Como decía mi abuelo, "o traballo dun neno é pouco pero o que non o aproveita é un louco". Las mujeres, aparte de atender las labores domésticas, se ocupaban de las huertas y para ayudar a los hombres en otras labores más pesadas, segando el centeno con la hoz, recogiendo las patatas de la cosecha, ordeñando las vacas, atendiendo los animales domésticos, cerdos y gallinas y tantas otras que harían una lista interminable. Nunca les será suficientemente reconocida por la sociedad su entrega a la familia y el esfuerzo realizado que podríamos calificar de sobrehumano. Cuando además el marido debía emigrar para conseguir elevar el nivel de renta familiar, durante las ausencias, se ocupaban de todas las tareas domésticas, incluso de las más pesadas.

El río Loña atraviesa la parroquia, que junto con los arroyos que en él desembocan, ha sido fuente permanente de riego y vida en la esfera rural. Sigue su curso hasta desembocar en el río Miño en la ciudad de Orense. Antes forma el embalse de Cachamuiña del que se abastece de agua la ciudad de Orense y el de Castadón, muy próximo ya a su desembocadura.

En la parte noreste del municipio trascurre el río Sil, encajonado en impresionantes cortadas en el terreno, los conocidos cañones del Sil. Desde la cima de ese pliegue montañoso, conocido como sierra de Cabeza de Meda, en cuya cima se sitúa el parque eólico, desciende una ladera que no termina hasta el cauce del río Loña. Esta pendiente continua está mirando al oeste y en su parte final se encuentra Armariz y muy especialmente Requeixo que dista poco del cauce del río. La vertiente derecha del río también pertenece a la parroquia, asciende rápidamente llegando hasta Valdoasno. En esta zona predominan los robledales y pinares, salvo las zonas próximas al río. Es una zona rica en arbolado muy frondoso, pero pobre desde el punto de vista agrícola. Terrenos muy pendientes y pobres que exigen la alternancia de cultivos y abonado anual para generar una producción más bien pobre. El minifundismo llevado al extremo no ayuda a crear una explotación mínimamente rentable. Su situación en el valle la hace más abrigada que las zonas más al norte, castigadas por frecuentes vientos fríos del norte.

Fernando II, dona la iglesia de San Critóbal de Armariz al Monasterio de San Esteban - Año 1182

No hay comentarios:

Publicar un comentario